Categorías

Subir
20 Dic

Hoy es un buen día para sonreír :-)

Porque sí, porque hoy es un buen día para sonreír.

Pero no solo hoy, sino todos los días de la vida. Esa es la actitud, la filosofía de vida que debemos tener.

Hace semanas que no escribo en mi adorado blog, y después de este post, pasará un tiempo hasta que vuelva a hacerlo.

Si me sigues en Facebook o en Instagram ya sabrás por qué. El pasado 28 de noviembre me sometí a una intervención de corazón para corregir un problema que arrastro desde pequeñita, bueno, más bien, desde que nací.

Fui lo que se llama “una niña de sangre azul”

Y no porque tenga nada que ver con la realeza, sino porque nací con una Tetralogía de Fallot que hacía que mi sangre arterial y venosa se mezclase.

A los 3 añitos me operaron, sin muchas esperanzas, lo que pasa, es que siempre he sido una guerrera y me agarré a la vida como una garrapata 😉

Pero claro, todas las cosas se deterioran, y a mi ahora mismo, me hacia falta una puesta a punto, así que he vuelto a pasar por quirófano.

Pero no pienses que me lo he tomado como algo traumático, todo lo contrario, pensé, hoy es un buen día para sonreír

Y acto seguido, me puse a preparar mi “kit de supervivencia hospitalario” 😉

puntitos-de-moda-hoy-es-un-buen-dia-para-sonreir-kit-supervivenca-hospitalario

Y es que todos tenemos que tener uno. El mío está compuesto por:

  • Ovillos, ovillos y más ovillos jijiji…
  • Mi estuche de Lady Desidia que es donde guardo todos mis ganchillos, marcadores, tijeras, y un largo etc. de cosas
  • Un libro, A Spanish coffee te está esperando, de mi querida amiga Cristina Tamarit
  • Un bote de ambientador, que en los hospitales nunca se sabe y a mi me gusta que mi habitación huela bien 😉
  • Y un salero, que en esta foto no sale, pero en la siguiente sí, algo imprescindible para poder pasar algunas de las comidas que nos traen jijiji…

Bueno, pues así me tomé mi nuevo paso por el quirófano. Ingresé en el hospital el domingo porque tenían que hacerme un montón de pruebas y hasta el martes no me operaban, así que entre electro, placa de tórax y análisis, yo a lo mio.

Y nada, llego el gran día y me operaron. Como siempre en todo lo relacionado conmigo, todo salió mejor de lo que esperaban, la intervención fue más corta de lo previsto, solo necesité 2 días de UCI y a la habitación a continuar con mi recuperación.

Sabes qué hice nada más llegar a la habitación??? sí, lo que estás pensando, coger mi ganchillo 😉

“Y es que en esta vida hay que echarle muchas ganas a todo. No hay fórmulas mágicas, ni métodos infalibles, lo único que de verdad funciona es que saques toda la fuerza que tienes dentro de ti y luches hasta que no puedas más, pero cuando llegue ese momento, todavía tienes que ser capaz de dar un pasito más”

También ayuda dar calor de hogar a la habitación 😉

Eso, y hacer acampada familiar con maratón de series incluido 😉

Y es que con este subidón de energía familiar, es imposible no ponerse buena pronto 🙂

Y chica, que estés en el hospital no significa que tengas que estar hecha un trapo, así que yo, en cuanto pude, me puse guapa. Antes muerta que sencilla 😉

Y pasito a pasito, como dice la canción, llego el esperado día de alta para seguir la recuperación en casa.

Y aquí me tienes, empezando mis caminatas diarias.

Bien mona, para que cuando me vean, el que me quiera se alegre y el que no que se jo… jijijiji….

No puedo hacer nada, parezco una figurita de porcelana, lo único que me dejan hacer es andar y soplar el aparatito que me han dado en el hospital.

La verdad es que tengo que reconocer que está siendo un momento intenso. He tenido una pequeña complicación que me está dando la lata y me ha dejado el brazo derecho un poquito inútil. No puedo hacer ganchillo y eso me está matando, ni tampoco puedo escribir. Hoy he hecho un esfuerzo, por eso he dicho al principio que después de este post, voy a estar un tiempo sin publicar en el blog.

Pero es que después de todos vuestros mensajes de apoyo, tenía muchas ganas de contaros lo que estoy viviendo y lo más importante, cómo lo estoy haciendo que creo que es el mensaje más bonito.

Así que no podía hacer otra cosa, que hacer el esfuerzo de sentarme a escribir, de hecho, esto lo estoy escribiendo a las 3 de la madrugada, y es que solo duermo unas 3 horas por la noche cuando me tomo la medicación, después me levanto y voy dando vueltas por la casa andando como un león enjaulado hasta las 6 de la mañana que me vuelve a tocar doparme y me deja ko otro par de horitas.

Y así voy, pero la verdad es que contenta y feliz, porque tengo a toda mi familia mimándome y animándome para que no decaiga y es que en momentos como estos es cuando ves realmente quien te quiere de verdad.

Así que bueno, yo de momento no puedo ganchillear, pero seguro que tú sí, así que aquí te dejo el enlace a mis labores de ganchillo para que te lo pases pipa ganchilleando un poquito por mí 😉

Un besito enorme y espero que hasta pronto, y no olvides, #tejetussueños

4 Comentarios
  • Arantza Castro Freiria

    Me alegro que tu operacion haya salido bien y espero que te recuperes pronto del brazo..yo tengo una hija con una cardiopatia de la que esta operada 5 veces y se lo duro que es ..Asi que me hace muy feliz verte asi de guapa y con esa fuerza y vitalidad..te deseo todo lo mejor y que pronto puedas volver a hacer lo que gusta .que a mi tambien me encanta …un beso y mucho animo..

    26 diciembre, 2017 a las 1:47 am Responder
  • Mari Carmen Agramunt Marti

    Hola Lidia.
    Todo llega y todo pasa…..ya sabes mi opinion….cada una tenemos una fuerza con la cual se nace…un par de….q tenemos q sacar en situaciones …q nos pone la vida en nuestro camino. Pero q es todo esto para nuestras fuerzas !!!
    Y ademas antes muerta q secilla !!!
    Ni te tengo q decir q no dudaba de tu reaccion y de lo mucho q me alegro de como va todo.
    Solamente sigue como eres..😘😘😘

    7 enero, 2018 a las 8:41 pm Responder

Deja un comentario

¿Quieres recibir un regalo de bienvenida?

Suscríbete a nuestro boletín de Puntitos de Moda y recibe en tu email este patrón del vestido Mía

Gracias